640 074 399 / 91 084 28 87

Todo lo que debes saber sobre las croquetas de calabacín: Guía Completa

Las croquetas de calabacín son una buena opción para comer una croqueta sana y sobre todo para aquellos a los que no os gusten los productos elaborados que contienen carne.

Actualmente, en Croquetas Ricas, no hacemos este tipo de croqueta gourmet, pero sí que tenemos unas croquetas de puerro confitado y zanahoria que están realmente buenas.

Pero vamos a entrar en materia y a contaros todo sobre esta variedad de croquetas y su ingrediente principal.

El origen del calabacín

Su historia es compleja, ya que se desconoce exactamente de dónde proviene exactamente ya que se habla de Asia Meridional y América Central.

Pero lo que sí se sabe, es que los calabacines se cultivan principalmente en zonas templadas como Egipto, Italia o Grecia.

Este alimento fue introducido por los árabes por las zonas occidentales como ya hemos mencionado anteriormente puesto que se trataba de una fruta (sí, es una fruta no una verdura como mucha gente piensa) muy demandada por las clases medias y bajas de la Edad Media.

A día de hoy, los principales productores en Europa son:

  1. Italia
  2. España
  3. Francia
  4. Turquía

Almería es la provincia de España donde más calabacines se producen con bastante diferencia.

Cómo elegir un buen calabacín para hacer croquetas

Algo muy importante en el mundo de la cocina y más cuando hacemos una croqueta de calabacín, es seleccionar una buena materia prima, y en este caso debemos elegir bien el producto.

Normalmente, suelen ser mejores los calabacines que no son muy grandes, puesto que estos suelen tener la pulpa más dura y bastantes semillas.

Otro aspecto a controlar, es ver su aspecto por fuera. Fíjate si está muy deteriorado o no.

Una vez que hayas elegido tu calabacín para elaborar croquetas, si por lo que sea vas a tardar unos días en hacerlas, no deberías de juntarlos con fruta, puesto que estas despiden un gas que hace que los calabacines cojan un sabor amargo.

 calabacin

Cómo hacer croquetas de calabacín caseras

Los ingredientes para hacer unas buenas croquetas artesanales de calabacín son:

  • 1-2 calabacines
  • 2 Huevos
  • Pan rallado
  • 100 gr de harina
  • 300 ml de leche
  • 100 gr de cebolla
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite
  • 20 gr de Mantequilla

Paso 1

Cortar la cebolla y el calabacín en trozos pequeños, para después freir todo en una sartén con aceite (sazonamos un poco la mezcla mientras lo sofreimos todo con sal y pimienta). Una vez que todo esté dorado y hecho, lo retiramos a un plato aparte con papel absorbente.

Paso 2

En la misma sartén donde hemos hecho el calabacín, echamos la mantequilla y dejamos que esta se derrita para acto seguido añadir la harina. Acto seguido, debemos remover sin parar para que no se queme la harina y cuando nuestra mezcla, conocida como "roux", tenga ese color amarillento añadimos el calabacón con la cebolla y poco a poco, vamos vertiendo leche sin parar de dar vueltas a toda la mezcla.

Una vez que nuestra bechamel tenga un aspecto espeso y sin grumos, tendremos que retirarla a una bandeja para que se enfrie y podamos meterla en la nevera unas 6-8 horas.

Paso 3

Ahora tendremos que dar forma a las croquetas con algún utensilio de cocina o con las manos (esto queda a nuestra elección). Para el rebozado necesitamos batir los huevos y pasar las croquetas por harina huevo y pan rallado.

Paso 4

Por último, calentamos el aceite a 180º (asegúrate que el aceite esté caliente para que no se te rompan las croquetas al freirlas) y freimos las croquetas. Después las pasamos por papel absorbente para quitar el exceso de grasa que pudieran tener.

 croquetas de calabacin

Foto: Pinterest

 

Las propiedades nutricionales de las croquetas de calabacín

Los calabacines son un alimento muy bueno para la salud ya que gracias al alto contenido en fibra, sus pocas calorías y gran composición de agua (95%), es una fruta muy buena para adelgazar.

De hecho podemos listar varias de sus propiedades que resultan beneficiosas para el cuerpo humano:

  • Ayuda a controlar el colesterol dado su fuerte contenido de fibra. A eso hay que añadir, que posee vitaminas A y C, que disminuye el riesgo de arteriosclerosis.
  • Previene el envejecimiento gracias a las vitaminas A y C ya comentadas, que favorecen el mantener la piel sana.
  • Su contenido en fósforo, contribuye a mejorar la salud cerebral.
  • Es bueno para el tránsito intestinal.
  • Tiene mucho potasio que sirve para reducir el riesgo de contraer una enfermedad cardiaca.
  • Fortalece el pelo de la cabeza.
  • Reduce el hinchazón de los ojos. Colocarse unas rodajas en los ojos, es buen remedio casero (también se pueder hacer con pepino).

Como veis las croquetas de calabacín son una buena opción para los que gustan unas croquetas más sanas y para todo aquel que sea vegetariano.

Noticias relacionadas

x

¿Te atreves a descubrirlas?

croquetas
Me atrevo!