640 074 399 / 91 084 28 87

Cómo saber si una croqueta es casera

Seguro que en muchas ocasiones has ido a comer o cenar fuera con tus amigos a distintos restaurantes y has pedido una ración de croquetas, ¿quién no lo hace habitualmente? Y además, te habrá surgido una duda de si la croqueta que tienes en ese momento en la boca será casera o no, algo que en ocasiones no es fácil de saber, pero que nosotros hoy te vamos a dar pistas al respecto.

Nosotros en Croquetas Ricas, tenemos instalaciones 100% diseñadas para elaborar croquetas gourmet y en las cuales sólo empleamos ingredientes naturales y además seguimos la receta tradicional que usarían en tu familia tu madre, padre, abuela/o. Quizá nuestra empresa no sea la que venda las croquetas más baratas, pero la razón es muy simple, y es que como ya hemos comentado nosotros nos tomamos mucho tiempo en seleccionar las materias primas que dan sentido a nuestras croquetas, y por ello buscamos los mejores proveedores de leche, mantequilla, harina, etc.

croquetas caseras

En la actualidad, existen multitud de croquetas que podrás encontrar en los supermercados a precios bajos, las cuales tienen un precio de entre 1-2€ puesto que los elementos que las componen son artificiales y de baja calidad, empleando en muchos casos potenciadores de sabor que hacen que la croqueta no tenga nada en su interior. ¿A quién no le gusta encontrarse unos tropezones dentro de una croqueta de jamón ibérico?

Hay muchos negocios hosteleros que confían en nuestras croquetas porque su calidad es alta, y pueden poner en su carta que se tratan de croquetas caseras, puesto que aunque no las elaboren ellos en su cocina, cuentan con total garantía de calidad de nuestro proceso de fabricación de las croquetas.

3 Claves para detectar si una croqueta no es casera

1.- El interior de la croqueta nos mostrará la realidad.

Como ya hemos comentado anteriormente, en muchos casos, vemos croquetas que debiendo tener tropezones en su interior como las croquetas de jamón, vemos como no encontramos nada en su interior lo cual nos puede dar una pista al respecto. O por ejemplo ocurre lo mismo en las croquetas de bacalao, tiene que haber algo de bacalao en su interior, en caso contrario...

Evidentemente no en todas las variedades de croquetas podremos verlo de esta forma, ya que por ejemplo en nuestras croquetas de queso azul, este se funde con la bechamel, haciendo que la mezcla final sea muy cremosa y deliciosa para los amantes del queso.

2.- La forma de las croquetas

Si encuentras croquetas, que no son del todo uniforme, es un síntoma de que serán caseras. Es evidente que cuando se hacen miles de croquetas al día como hacemos nosotros en nuestro obrador podrías pensar que nuestra amasadora, dejará las croquetas totalmente uniformes, pero en nuestro caso nos tomamos nuestro tiempo moldeándolas después con las manos (como harías en tu casa).

No hace falta ser Einstein en algunos casos para ver que una croqueta no es casera, puesto que se ve que se trata de un producto artificial.

3.- Precio de las croquetas

Las croquetas que poseen precios bajísimos tiene su razón de ser, en que se han elaborado con ingredientes de muy baja calidad (harinas de dudosa procedencia, edulcorantes, etc). La calidad en muchos productos hay que pagarla, puesto que la elaboración casera requiere de una mano de obra que dedica mucho tiempo a la elaboración de la bechamel por ejemplo, y es que por si no lo sabíais, cocinarlas bien y de forma artesanal requiere bastantes recursos. ¡Tienen mucha historia las croquetas!

Por último, quizás estés pensando que si una croqueta está congelada será de mala calidad, pues hemos de decirte que estás muy equivocado y de hecho en un artículo de nuestro blog, hablamos sobre la verdadera historia de las croquetas congeladas.

Tienes que tener en cuenta que simplemente en algunos sitios como en nuestro caso, las congelamos para poder enviarlas a todos nuestros clientes (ya sean particulares a través de nuestra tienda online de croquetas o la sección de pedidos online para restaurantes). ¿Acaso no congelas las lentejas que te han sobrado o la carne que compras para consumirla en otro momento? Pues en este caso es similar, en nuestro caso podemos presumir que aunque vendamos croquetas congeladas son totalmente caseras y si no lo crees, ¡haz un pedido y seguro que repites! ;)

croquetas caseras

 

Noticias relacionadas

x

¿Te atreves a descubrirlas?

croquetas
Me atrevo!