640 074 399 / 91 084 28 87

Es posible comer bien en el trabajo: estas son las claves para conseguirlo

Comer en el trabajo no significa comer rápido y mal, siempre que no caigamos en la trampa de los productos ya elaborados o de rápida preparación. Ojo, no decimos que comer fuera de casa bien implique comer de dieta, sino que se trata de llevar una alimentación que no dañe a nuestro organismo.

¿Quién no se ha comido un sándwich – o dos-  de la máquina por no esperar la cola de la cafetería para coger el menú o un bocadillo? Además, no es solo eso, sino que generalmente se compra el sándwich con el convencimiento de que es sano, porque, según el envoltorio, solo tiene 300 calorías.

Sin embargo, no se trata de un producto tan saludable como pensamos. Los productos de las máquinas tienden a tener azúcares y conservantes que, a pesar de no superar las 300 calorías, hacen que podamos catalogar al sándwich en cuestión dentro de los alimentos basura.

Es mejor llevar preparado de casa alguna comida casera que no lleve demasiado tiempo. Es tan sencillo como sustituir el sándwich de 300 calorías, por un bocadillo de jamón serrano con tomate hecho en casa. Tendrá más calorías, sí, pero nos aportará energía y grasas buenas.

En la mayoría de las ocasiones, comer bien en el trabajo y el tiempo de elaboración de platos caseros entran en conflicto y se termina por sacrificar la alimentación saludable en favor del tiempo de ocio o descanso.

Al final, el carro de la compra se llena de alimentos preparados, que, aunque sean ensaladas, no son tan saludables. Estas son algunas de las claves que te ayudarán a mejorar la alimentación en el trabajo si no tienes tiempo para preparar la comida de cada día:

  • Prepara grandes cantidades de comida. Por ejemplo, puedes cocer pasta para varios días y conservarla en la nevera, en apenas 20 minutos habrás elaborado comida para varios días que puedes combinar con distintos alimentos (tomate, ensalada, carne).
  • Puedes pedir comida casera preparada. En Croquetas Ricas tienes packs de 12 o 20 croquetas que te solucionarán el problema de la comida de más de un día. Y sin pasar por la cocina para conseguir unas buenas croquetas gourmet.
  • Elabora cenas más abundantes y aprovecha “las sobras” para comer al día siguiente, puedes combinarlo con otros alimentos que no requieran mucha elaboración.
  • Opta por recetas rápidas como cremas, purés o ensaladas con productos que no requieran elaboración como atún, queso o jamón de york.
  • Evita hacer de los productos que no sean naturales o caseros el plato principal. Aunque siempre te puedes permitir caprichos por el postre.

tupper oficina trabajo

Noticias relacionadas

x

¿Te atreves a descubrirlas?

croquetas
Me atrevo!