640 074 399 / 91 084 28 87

Sí, las croquetas fritas se pueden congelar

Sí, se pueden congelar croquetas rebozadas y fritas. No todo el mundo es tan amante de la cocina como para hacer croquetas de forma continua y por ello aprovechamos ese momento de ‘inspiración’ para que nos sirva por partida doble... o triple.

Lo más importante a la hora de congelar croquetas ya rebozadas y fritas es esperar a que se enfríen, y quitarles el aceite colocándolas sobre un papel absorbente. Las croquetas deben estar bien fritas (no quemadas) para que una vez descongeladas el sabor original se pueda apreciarse en su máxima expresión.

¿Qué hacer cuando sacamos la croquetas de la nevera?

Una croqueta bien congelada debe estar tan dura como una piedra. Si no es así es mejor desecharlas para evitar problemas.

Debemos elegir la cantidad de croquetas que vamos a consumir y si sobran, volver a introducirlas en el congelador en un recipiente apto para tal fin. Este proceso debe durar poco minutos para que no se rompa la cadena del frío.

Pide tus croquetas y ahorra tiempo.

Si vives en la Comunidad de Madrid solo tienes que llamarnos por teléfono o hacer tu pedido online. Nuestras croquetas gourmet son 100% artesanales y naturales. Esta es la oferta que podrás encontrar en nuestra tienda online de croquetas:

Y si tienes un negocio de hostelería y quieres triunfar con nuestras croquetas gourmet para restaurantes haciéndolas tuyas tendrás estas ventajas:

  • Si no te gustan, te devolvemos el dinero.
  • Podríamos hacer croquetas bajo pedido del sabor que quieras (pidiendo grandes cantidades de forma regular).
  • Las mejores croquetas gourmet del mercado para restaurantes.
  • Duran hasta 1 año en el congelador.
  • 9,4 de cada 10 establecimientos repiten.
  • Ingredientes de primera calidad y totalmente naturales.

croquetas restaurantes

Noticias relacionadas

x

¿Te atreves a descubrirlas?

croquetas
Me atrevo!