650 295 649 / 91 084 28 87

7 maneras de aumentar las propinas en su restaurante

Todos los que trabajan en un restaurante quieren más propinas. Las propinas mantienen la moral y son generalmente un reflejo de las ventas.

Un restaurante donde el personal de servicio recibe buenas propinas es un negocio vibrante con muchos clientes que repiten, un servicio agradable y un promedio alto de entradas.

Los beneficios de una mayor propina son un personal motivado y bien pagado que se toma en serio su trabajo y su servicio. Para aumentar las propinas promedio en el restaurante, aprovecha las ideas que te vamos a dar a continuación.

propina

1. Permitir la propina con la tarjeta de crédito

Una de las mejores maneras de aumentar las propinas es dar a tus invitados otra manera de pagar una propina (házselo saber por si lo desea hacer).

2. Reducir los tiempos de espera

La satisfacción del comensal es a menudo un reflejo del tiempo de espera. Ya están hambrientos cuando llegan, así que una larga espera aumentará su ansiedad. Con el hambre a menudo viene el mal humor, que puede dañar las propinas.

Los largos tiempos de espera también pueden aumentar el abandono del huésped. Es cuando se van antes de conseguir la comida porque está tardando demasiado. Si esto sucede, habrás perdido las propinas y probablemente perderás un cliente de por vida.

Para reducir los tiempos de espera, necesitas que todo en tu restaurante funcione como una máquina bien engrasada. Utiliza la última tecnología de gestión de restaurantes para que tu equipo se mueva de adelante hacia atrás con el menor caos posible.

3. Ofrece un aperitivo

Muchas veces esto se hace cuando se prevee que el tiempo de espera del cliente va a ser alto, pero no siempre es así y no cuesta nada sacar algo para que se entretengan: aceite de oliva para untar con pan, pan tomaca, aceitunas, una crema de verduras en un chupito o incluso una croqueta de cóctel.

Por ejemplo, en este último caso, si los comensales no han pedido croquetas en tu restaurante, puede ser interesante salacarles una para que la prueben y si eso el camarero puede ofrecerles una ración extra (no es una propina, pero es un plato más a añadir a la cuenta).

Puedes echar un vistazo a las distintos sabores de croquetas que tenemos para restaurantes.

croquetas para restaurantes

4. Fomentar el aumento de las ventas

El sutil arte de las ventas es una parte importante de la experiencia del huésped. Cuando los clientes sienten que están recibiendo consejos valiosos de su personal es probable que se dejen influenciar sus elecciones gastronómicas.

Las ventas adicionales se trata más de personalizar el servicio para satisfacer las necesidades de tu clientela que de impulsar los artículos más caros del menú. Esta es una distinción importante y la diferencia entre una propina obligatoria y una que muestra gratitud.

5. Motiva a los cocineros

Cuando la cocina está ordenada y organizada, trabajando como una unidad, la comida sale más rápido. Tal vez lo más importante es que se hace bien a la primera.

La calidad de la comida que se sirve, de manera oportuna, es un gran factor para determinar la satisfacción general de los huéspedes. Una mayor satisfacción de los invitados lleva a mayores propinas y unas buenas croquetas gourmet ayudan.

Recuerda a tu personal de cocina que si tu restaurante "va como un cochete", mejor será la propina a la cocina.

6. Diseña tu menú cuidadosamente

Un menú confuso y mal diseñado puede frustrar a los invitados, aunque el servicio sea excelente. Llevará más tiempo pedirlo, lo que significa que los tiempos de espera aumentan para todos los clientes del restaurante.

Los tiempos de espera más largos también significan servir a menos comensales en una noche. Diseña tu menú para que sea fácil de pedir.

No tengas tantos platos que causen "parálisis de análisis" en la toma de decisiones.

7.- Asegurarse de que todo esté limpio

La limpieza percibida del restaurante influirá mucho en el comportamiento de las propinas.

Nadie quiere recibir un vaso de niebla o una cuchara sucia. Asegúrate de que los invitados estén sentados en mesas limpias y sin migas, y que no estén mojados o grasientos.

La desafortunada realidad es que no importa cuán amable sea su camarero al tratar estos asuntos después de que un invitado los note, se reflejará mal.

 

Noticias relacionadas

x

¿Te atreves a descubrirlas?

croquetas
Me atrevo!