650 295 649 / 91 084 28 87

Croquetas Caseras Gourmet para Hoteles

Elaboramos las mejores croquetas artesanas del mercado para hoteles o casas rurales.

¡¡Descubre por qué son las mejores del mercado!!

 

croquetas
¡SOLICITA UNA CATA AHORA!
 

 MÁS INFORMACIÓN

650 295 649

comercial@croquetasricas.com


Beneficios de nuestras croquetas para hoteles:

  • Mucho más rápido y eficiente que hacerlas en su cocina.
  • Producto de altísima calidad a un precio increíble.
  • Negocio muy rentable para todo tipo de hoteles (Multiplica x3 tus beneficios)
  • 9,4 de cada 10 hoteles repiten.
  • Se conservan hasta 1 año en el congelador.
  • Ingredientes 100% naturales de primera calidad.
  • Certificadas con la M de calidad.

¿Por qué nuestras CROQUETAS son tan RICAS?
Utilizamos ingredientes 100% naturales, para ofrecerte un producto gourmet de máxima calidad.

Mantequilla pura de vaca

mantequilla

Leche entera Asturiana

leche

Harina belga

harina

Jamón ibérico

jamón ibérico

Queso azul

queso azul

Boletus Edulis

boletus

Bacalao

bacalao desmigado norte

Verduras

verduras

 Cómo construir un atractivo y exitoso Hotel Restaurante

Los restaurantes de tu hotel son uno de los departamentos más importantes que pueden apoyar las ventas y la popularidad de tu propiedad.

Es la instalación del hotel que se espera que visiten todos los huéspedes (durante su desayuno) y es la que puede apoyar aún más la satisfacción de los huéspedes - siempre que hayas desarrollado tus restaurantes correctamente, centrándote en proporcionar la mejor experiencia gastronómica posible.

Dicho esto, es un hecho que los hoteleros tienden a cometer numerosos errores, ¡incluso antes de empezar a construir o renovar sus restaurantes!

Con el fin de ayudarte a desarrollar el mejor restaurante, vamos a daros unos consejos útiles que transformarán tu restaurante en un "punto caliente" de tu hotel.

1.- Investiga sobre lo que les gusta comer a los visitantes de tu hotel.

Antes de decidir el concepto y la cocina que ofrecerá el restaurante de tu hotel, siempre es necesario hacer una investigación exhaustiva sobre lo que los visitantes potenciales de tu hotel quisieran (o esperaran) comer durante su estancia.

Compara los resultados con las diversas opciones de comidas que se ofrecen en el área más amplia, y determina un concepto competitivo para tu negocio hotelero.

Ejemplo: Si tu hotel está ubicado en Madrid, una cosa es segura: ¡tus huéspedes querrán comer cocido madrileño o unas buenas croquetas caseras! Sin embargo, esto es algo que es muy fácil de encontrar en cualquier lugar de la ciudad, a precios bajos.

Para mejorar la experiencia de tus huéspedes, ofrece en tu restaurante un tipo de croqueta gourmet única,  que despertará el interés y la curiosidad de los viajeros y hará que quieran quedarse en tu hotel y probar la cocina única de tu restaurante.

2. Dale a tu restaurante un carácter diferenciado.

Elija el lugar adecuado dentro de los terrenos de tu hotel y crea un restaurante que sea acogedor y que ofrezca una experiencia completa y agradable. Trata de diferenciar el diseño del comedor del resto de tu inmueble, con el fin de ofrecer a sus huéspedes un nuevo lugar para descubrir que refresque su experiencia y resalte un aspecto diferente de la propiedad.

Ejemplo: Si tienes un centro turístico en la playa, trata de poner tu restaurante lo más lejos posible del edificio principal, para dar a los viajeros la sensación de que cambian completamente de ambiente durante sus comidas.

Asegúrate de que el diseño interior del restaurante muestre los aspectos más distintivos de tu destino, lo ideal sería construir un restaurante frente al mar, destacando la experiencia de la playa en este ejemplo.

3. Presenta la cocina local y familiariza a tus huéspedes con los hábitos alimenticios locales.

La comida (y, en particular, la buena comida), es extremadamente importante para dar forma a la experiencia de estancia de tu clientela y da una fuerte identidad a tu destino.

Lo primero que tus huéspedes esperan probar durante su estancia en el hotel, es la cocina local y las recetas. Pídele al Chef que cree un menú que ofrezca a tus clientes al menos una experiencia gastronómica local básica.

Asegúrate de ofrecer un toque local no sólo en los menús a la carta sino también en el desayuno.

Ejemplo: Si tu hotel está en Valencia, asegúrate de tener siempre un "rincón valenciano" en tu buffet de desayuno, ofreciendo productos y recetas tradicionales valencianas como la horchata u otra cosa.

Además, incluye en el menú de tu restaurante principal al menos algunas recetas de Valencia populares, como la paella, fideua, aspencat, olleta valenciana o el esgarraet entre otros. Puede que no te parezca atractivo, pero tus invitados seguramente lo adorarán (se viaja mucho a España por la comida) porque nadie se resiste a esos aperitivos.

¡Ah! y no te olvides de tener croquetas caseras en tu hotel, eso sí que es demandado, da igual en qué provincia esté tu negocio.

4. Construir una identidad individual para el restaurante de su hotel principal, haciendo que parezca un proyecto completamente diferente

Cuando se visita un nuevo destino, los viajeros quieren explorar los alrededores y su cultura local tanto como sea posible.

Hacer que el restaurante de tu hotel parezca un verdadero punto caliente de la ciudad (aunque sólo reciba a los huéspedes del hotel), lo haría aún más atractivo y exitoso.

Por lo tanto, construye una identidad de marca separada para tu restaurante y haz que tus huéspedes sientan que van a cenar a otro lugar, ¡incluso si es sólo al lado de la piscina!

Haz una sesión fotográfica especial y construye una página web única para tu restaurante. Comienza una nueva promoción paralela de tu restaurante y refuerza tanto las ventas de tu restaurante como las de tu hotel.

5. Evita servir el desayuno en el mismo lugar donde sus huéspedes almuerzan o cenan (sería lo ideal si se puede).

La identidad del lugar es uno de los factores más importantes que influyen en la experiencia de los viajeros.

El desayuno está incluido en la mayoría de sus reservas de hotel y tu clientela esperará recibir lo mejor. Como la sala de desayuno es donde casi todos tus huéspedes comenzarán su día, asegúrate de elegir un lugar espacioso, naturalmente iluminado y agradable.

Sin embargo, por muy hermoso que sea el lugar, debes de tener en cuenta que a nadie le gusta cenar en el lugar donde ha desayunado ya que siempre prefiere vivir una experiencia diferente y única.

Así que, construye tu restaurante principal en un lugar diferente, aunque esto lo haga un poco más pequeño. Siempre es mejor tener un pequeño y exitoso restaurante que un gran comedor vacío sin identidad.

Esto sería lo ideal, pero evidentemente por espacio, en muchos hoteles no es posible hacer esto. No pasa nada, pero lo ideal sería la opción comentada.
x

¿Te atreves a descubrirlas?

croquetas
Me atrevo!